¿Qué es un storyboard y cómo podemos crear uno?

Descubre el poder del storyboard en tus proyectos creativos

En el mundo del cine y la animación, el proceso de contar historias es fundamental. Desde los clásicos del cine hasta los vídeos promocionales más modernos, cada historia comienza con una idea y se desarrolla a través de un plan cuidadosamente elaborado.

Pero, ¿cómo se lleva una idea de la mente a la realidad de una manera coherente y convincente? Aquí es donde entra en juego el storyboard.

¿Qué es un storyboard?

Un storyboard es una herramienta visual que sirve como guía para contar una historia de manera secuencial. Se compone de una serie de viñetas o cuadros que representan los planos clave de un vídeo. Cada viñeta puede estar acompañada de notas descriptivas que detallan lo que sucede en esa escena, incluyendo diálogos, acciones y cualquier otro elemento relevante.
Es una herramienta que permite a los creadores de contenido planificar y visualizar cómo se desarrollará una narrativa antes de empezar con la animación o con la producción audiovisual.

storyboard

¿Por qué son importantes los storyboards?

En el mundo de la animación, donde cada segundo de metraje puede requerir horas de trabajo, un storyboard bien elaborado es una herramienta crucial.
Si queremos realizar un vídeo explicativo animado o un vídeo promocional animado, el storyboard también será una parte fundamental del proceso. Aquí te contamos algunas de las razones por las que los storyboards son tan importantes:

1. Visualización de la narrativa

El storyboard nos permite visualizar la historia en su totalidad antes de comenzar la producción. Esto ayuda a identificar posibles problemas de fluidez o coherencia en la narrativa.

2. Feedback del cliente

El storyboard proporciona una oportunidad para que el equipo creativo y los clientes revisen y ofrezcan comentarios sobre la dirección del proyecto y así poder hacer los cambios necesarios antes de empezar con la animación del vídeo. Además, es un paso necesario para que el cliente pueda tener un mejor control sobre la producción y poder revisar si vamos en el buen camino.

3. Eficiencia

Al planificar de antemano cada escena, se reduce la necesidad de hacer cambios costosos durante la animación del vídeo. Los storyboards ayudan a minimizar los errores y garantizan que podamos ejecutar de forma más eficiente el proyecto.

¿Cómo podemos crear un storyboard?

Ahora que comprendemos la importancia de los storyboards, veamos cómo elaborar uno. Puesto que somos un estudio de vídeos de animación, vamos a centrarnos en la elaboración de storyboards para vídeos explicativos o promocionales animados:

1. Definir el guion y la idea

Antes de empezar con el storyboard debemos tener listo un guion que detalle correctamente la narrativa del vídeo y que incluya el texto que se escuchará en la voz en off.
Para ello también tendremos que tener claras preguntas como: ¿Cuál es el mensaje que deseas transmitir? ¿Quién es tu público objetivo? ¿Cuál es el tono y el estilo visual que deseas utilizar?
Necesitaremos también determinar cuál será el estilo gráfico del vídeo.

2. Dividir el guion en partes

Lo siguiente que tendremos que hacer es dividir el guion en las diferentes ideas clave, para poder trabajar sobre ellas.
Puedes empezar haciendo una lluvia de ideas para cada una de esas partes e ir perfilando paso a paso la composición de cada escena del guion. Una vez decidida la parte visual que acompañará a cada parte de la locución, dividimos las escenas en viñetas para poder pasar a ilustrar el storyboard.

3. Ilustrar las viñetas

Ilustraremos cada una de las viñetas del storyboard. Para ello tendremos que tener en cuenta aspectos como el tipo de plano (si vamos a utilizar un plano general, un plano medio, primer plano, plano detalle…); los movimientos que haremos en el momento de animar el vídeo (si va a haber un travelling, panorámica o zoom) y otros aspectos de composición de las escenas, como la regla de los tercios, la profundidad, etc.

4. Organizar las ilustraciones en viñetas

Ahora toca colocar las ilustraciones en una plantilla de storyboard, en la que numeraremos cada una de las viñetas. Cada viñeta equivaldrá a un punto clave de la historia, aunque de cada viñeta o punto clave podremos hacer una o más viñetas de continuación, que se suelen marcar con la palabra “CONT.” o “Continuación”.

5. Añadir notas descriptivas

Junto a cada viñeta, escribiremos notas que detallen lo que está ocurriendo en esa escena. Incluiremos la voz en off, diálogos si los hay, descripciones de acciones y cualquier otro detalle relevante. También podemos añadir en las ilustraciones flechas de acción, para que el cliente y el equipo de producción puedan entender mejor las acciones que deberán realizar los personajes, los zooms o travellings que se harán, etc.

6. Revisar y ajustar

Una vez que hayas completado tu storyboard inicial, tómate el tiempo para revisarlo y hacer ajustes según sea necesario. Asegúrate de que la narrativa fluya de manera coherente y de que todos los elementos importantes estén presentes.

¡Y ahí lo tienes! Como puedes ver un storyboard es una herramienta esencial, puesto que actúa como una hoja de ruta visual tanto para el quipo como para el cliente. Al crear un storyboard claro y detallado, puedes comunicar eficazmente tu visión creativa, ahorrar tiempo y recursos durante la producción y garantizar que tu historia resuene con tu audiencia.

¡Así que adelante, sumérgete en el mundo del storytelling y deja que tu creatividad vuele alto!

¿Quieres saber más sobre nuestros servicios?
Recibe tu presupuesto en 24 horas.

agencia animación

¿Necesitas servicios de animación?